jueves, 1 de agosto de 2019

A mi querido Maestro

Ya desde muy pequeño, siendo un bebé, apuntabas maneras, eso de dar guerra  continua por  el día y muuuuchas noches sin dormir, pero muchas, nos hacía pensar a mamá y a mi que esta criatura promete. Nervioso, inquieto, correcaminos pero inteligente y listo como nadie, antes del año ya tenías un vocabulario fluido y no, tu no empezaste a andar, tu salías corriendo directamente.

A los tres años, un poco más calmado ya, pero no mucho, escolarizado en nuestro colegio del alma, nuestro Jaime Balmes, pude ver y oir como te escapabas del aula con frecuencia y desarrollabas un vocabulario más rico, sobre todo en tacos, para regocijo de los alumnos mayores que te los enseñaban y tu gustosa y frecuentemente  repetías.

Después de aquella etapa de infantil la cosa fue mejorando, con la señorita Carmen te entendió y te transmitió su tranquilidad, con Marina y Maria Jesús te ayudaron a crecer y madurar y la señorita Luisa sacó lo mejor de ti y te convertiste en ese alumno que todo maestro quiere tener, inteligente, trabajador, amigo de sus amigos, solidario... y rápido, excesivamente rápido en hacer la tareas recuerdas... " Antonio no se trata de terminar el primero, se trata de hacerlo bien " pero claro si es que además lo hacía bien. No quiero olvidarme de Don Pascual Vázquez persona y maestro de 10  de los que dejan poso, todavía me pregunta por ti. Y mientras en casa te contábamos cuentos , jugábamos, paseábamos... éramos felices.

Y así, de pronto, te convertiste en un adolescente tranquilo, responsable, deportista y rockero, así todos los pabellones de fútbol sala y todos los conciertos de Rosendo por la Región de  Murcia son testigo de ello. Con 12 años en el Mazarock, tu madre y yo toda la noche escuchando rock duro mientras tu no te despegabas del escenario con una cara de admiración que recuerdo como si fuera ayer. Esta criatura promete nos decíamos mamá y yo.

Con alguna duda que otra decidiste hacerte maestro, ahora con la perspectiva que da el tiempo, es posiblemente, una de la mejores decisiones que hayas podido tomar. Recuerdo tus inicios en nuestro Jaime Balmes, ¡¡ qué gratificante fue  eso para nosotros!!, y mamá y yo de verte trabajar pensábamos... "esta criatura promete" , si ya lo teníamos claro, habías nacido para ser maestro.

Fue en tu etapa en el Humanitas Bilingual School donde continuaste creciendo como docente, desarrollaste metodologías innovadoras, convencías a propios y extraños , muchas veces contracorriente, y compartias tu saber y tus experiencias con todo aquel que las quisiera de manera gustosa y altruista. En tu  paso por el Colegio Fuenteblanca,  de solo un curso,  dejas un magnífico recuerdo tanto a alumnos, como a padres como a profesores, me consta porque me lo han dicho personalmente y así es.

Ahora inicias una nueva etapa, la escuela pública gana un maestro de muchos quilates, un docente amante y apasionado de su profesión, innovador, creativo, comprometido,  inquieto ... y una persona de matrícula de honor. Recuerdas que ante tu primer día de clase te dije: " Diviértete y huye de la rutina" , ¡¡ coño !! y me has hecho caso.

Mamá y yo siempre hemos llevado razón: "Esta criatura promete". Sabemos que estás y seguirás disfrutando de la escuela como lo hacemos mamá , tu hermano y yo. ¡¡ TE QUEREMOS!!






2 comentarios:

Magda P dijo...

Enhorabuena para toda la familia y es una gran ,verdad que la escuela pública ha ganado un gran "MAESTRO".
Abrazos...

Magda P dijo...

Enhorabuena para toda la familia y es una gran ,verdad que la escuela pública ha ganado un gran "MAESTRO".
Abrazos...