martes, 8 de abril de 2014

10 años de estar juntos: Eso no es "na". Gardel dixit.


En el año 2004, o año 1 de este blog, yo aún tenía abuela, fumaba como un carretero, pesaba unos 100 kilitos, no sabía lo que era un blog, jamás había oído hablar de Twitter, odiaba el deporte y no conocía a la persona que inició esta bitácora. Tal cual lo digo. Lo que puede cambiar la vida de uno en 10 añitos de nada.
Parece mentira, a juzgar por la intensidad de mi amistad con él en la actualidad, que sólo hayan transcurrido cuatro años desde que lo conocí en marzo de 2010 cuando vino al CITA a participar en un seminario sobre Ordenadores en el Aula.  Volvimos a vernos unos meses después en una KDD de Twitter en Salamanca, a la que yo asistí en calidad de tuitero consorte. Ni siquiera tenía cuenta entonces.  Aquella quedada me introdujo en el siglo XXI en cuanto al uso personal de la tecnología y me trasladó al siglo XXIII en lo educativo. Los planteamientos pedagógicos ya los había oído en otras ocasiones, pero la forma en que se expresaban era totalmente nueva. Fue precisamente al artífice de este blog al que escuché decir por primera vez que las TIC en el aula no son nada si no existe un cambio metodológico previo, tanto en las formas como en el fondo. Lo que os decía: del siglo XXIII, me temo. Lo bueno es que todos los profesores que allí conocí eran igual de raros que él. Lo tuiteaban todo, hasta las fotos, tenían blogs (no blocs, que esos si los conocía…), abogaban por enseñar destrezas a los alumnos, por utilizar ordenadores, apostaban por internet y sin embargo decían que no es necesario usar las TIC para ser innovadores, o vuelta por pasiva, que por el hecho de utilizar TIC no eres un profesor innovador. Y como para ilustrar esa afirmación, aparece como  por ensalmo en mi pantalla el siguiente tuit, mientras estoy escribiendo estas líneas.
Podéis figuraros lo que no dirá este hombre en su blog. Por mi parte, no voy a seguir dándole vueltas a su visión educativa. Ya lo ha hecho él con la humildad de los que más saben, con la disposición generosa de que si no se comparte, el conocimiento no sirve de nada, desde su compromiso con las personas. De ahí su forma de ser. Se define a sí mismo como  Maestro de escuela de los que todavía creen que desde la escuela se puede cambiar el mundo, si nos empeñamos ;-) ,pero hubiese podido ser cocinero, o albañil, o pescadero, con la misma dedicación y entrega y con igual pasión, puesto que como digo, su interés principal son las personas. En esto sí que es un maestro. Yo ya he tenido el gusto de comprobarlo en cuantas ocasiones he podido compartir a su lado.  Y las que nos faltan…;-)
Domingomendez.blogspot.com.es cumple su 10 aniversario y aunque diez años sean la mitad de nada (na),  a decir de Gardel, en este tiempo yo perdí a mi abuela, dejé el tabaco, adelgacé dos arrobas, me hice un blog, abrí cuenta en Twitter, corrí una maratón (@dmelop tuvo mucho que ver) y tengo una sincera amistad con el maestro. Él y su blog son los únicos elementos inmutables de la década. ¡Es lo que tiene ser un referente ….!

@JLBracamonte
www.andanzasycorridas.blogspot.com