domingo, 14 de abril de 2013

#EABE13, un baño de normalidad

Justo hace hoy una semana de nuestro regreso del #EABE13, he tenido tiempo de  pensar y leer todo lo que de él se ha dicho en la red y de verdad que poco me queda por decir, no haré una crónica sino más bien un breve relato de sensaciones y una dedicatoria.

En un encuentro horizontal  de  personas amantes de la educación, al que todos vamos a escuchar y a que nos oigan, sí es que queremos decir algo, porque sabemos que tenemos la oportunidad hacerlo porque #EABE es eso, un encuentro para hablar, contactar, conocer y reconocer a gentes que viven la educación con alegría, con ilusión, con vocación, con devoción y con mucha ilusión, si así no fuera no podría ser ningún #EABE, ni nada parecido.

Voy al #EABE a darme un baño de normalidad, a encontrarme con mi mundo, el mundo que he elegido, el que me gusta y con el que disfruto y allí me encuentro como pez en el agua, cómodo, cercano es decir, lo más normal de mundo. No siempre  que se reúnen cientos de  docentes bajo un  mismo techo ocurre esto, pero en los #EABE  ocurre siempre.

Una de la alegrias por inesperada, por la frescura, porque le da otro valor añadido a este #EABE13, es mi encuentro casual con Laura y Gloria. En la mañana del sábado desayunado en un hotel distinto al de la organización, dos chicas jóvenes me preguntan si estaba allí por el #EABE, le dije que si, me senté con ellas, desayunamos, hablamos y hablamos de educación, cada una con su historia y yo con la mía, no las conocía de nada pero pronto éramos complices de mucho, eso tambien es #EABE.

Dedicado a Gloria y Laura y esperando volvamos  a vernos en Úbeda en el próximo #EABE.