domingo, 3 de octubre de 2010

Hacia una evaluación más justa

Creo que unos de los aspectos que deben cambiar de la escuela y además con cierta urgencia es en tema de la evaluación. Ocurre que muchas veces la manera en que se vaya a evaluar condiciona todo el proceso y fundamentalmente la metodología.
Por desgracias todavía se sigue abusando en demasía del clásico y anacrónico examen de diez preguntas a un punto cada pregunta bien respondida con el que apenas podemos obtener información y que  vale solo para un aspecto meramente calificador,  que no evaluador, y se olvida sin embargo de la evaluación  del desarrollo de otro tipo de competencias que debemos de ayudar a desarrollar a nuestros alumnos.
Aquí os dejo una estupenda presentación de Ana Basterra en donde la evaluación es tratada desde dos puntos de vista: la evaluación que hace el alumno-a de su aprendizaje y la evaluación del profesor-a de su práctica docente y de sus alumnos-as. Herramientas y orientaciones.

2 comentarios:

Carlos Javier Zamora dijo...

Excelente Prof. Muy bueno el material que ha publicado… Saludos desde Venezuela.

Conrado Navalón dijo...

Muy bueno... La evaluación sigue siendo la asignatura pendiente en todos los tramos del sistema educativo. En la universidad el Plan "Bolonía" implica un cambio sustancial en la forma de enseñar, en la metodología, en la evaluación... Pues en gran parte se sigue evaluando sustancialmente, con un examen final de "lo sabes o no lo sabes" en el que el alumno "se lo juega todo". ¡El gran cambio en la evaluación no ha llegado!