martes, 9 de septiembre de 2008

No soy informático, soy maestro

Es posible que os suene raro esto que cuento pero me suele ocurrir en todos los principios de curso y este no ha sido una excepción.Cuando a mi centro llega algún compañero o compañera de nuevo, cuando tiene lugar eso de las presentaciones informales en cualquier pasillo o aula, todavía  hay quien me presenta diciendo: " Aquí Domingo, el informático" y no solo a los compañeros sino también a cualquier persona que se acerque y no me conozca.
Dependiendo de la persona en cuestión, eso de informático, le produce una respuesta refleja sensible y perceptible por mi y que en las mayoría de casos va asociada a: guardar las distancias, el raro, el friki, el que le puede complicar la vida,el mecánico de ordenadores e  incluso lo hay que piensan que han encontrado en mi un chollo.
A mi no me molesta nada de esto pero si me entristece un poco  que a estas alturas de la película, a los que llevamos unos cuantos años intentando utilizar estas máquinas solo para que nuestros alumnos aprendan mejor, de manera más activa, más colaborativa, más personal y más divertida se nos confunda con informáticos cuando solo somos maestros.

5 comentarios:

Vicente dijo...

Es cierto lo que comentas Domingo. A mi han llegado a traerme un portátil para reparar o a buscarme para cualquier problema informático o de internet. Somos maestros y/o profesores que utilizamos la informática para mejorar los aprendizajes de nuestros alumnos, potenciar su motivación o utilizar herramientas que nos hagan nuestra vida más fácil: docencia, programaciones...De todas formas a veces es curioso ofrecer soluciones a problemas que el profesor de informática no te puede resolver y encuentras dicha solución en otros profesionales de la educación a través de la red. Te sigo en este blog -realmente interesante y del que siempre se puede aprender mucho (no solamente de web 2.0)- y estoy contigo en Interent ene l Aula en el grupo de Atención a la diversidad. http://mengolloret.blogspot.com
Un saludo

Anónimo dijo...

Creo que nos identificamos muchos maestros contigo. Soy el RMI de mi centro, llevo la web y mi blog, y parece que soy técnico en "intentar" arreglar todo lo relacionado con la informática o la electrónica de mi centro de primaria.
NO, sólo soy un maestro, no un informático y un técnico. A veces tengo que recordarlo a mis compañeros.
Un saludo y felicidades por tu trabajo.
Un maestro anónimo de Murcia

Paola dijo...

No es casualidad que buscando la música de Sandra Mihanovch "Soy lo que soy" me haya encontrado con tu comentario. Tanto me llamó la atención qué decidí leerlo ¡¡¡hasta los comentarios!!! Como a ustedes me buscan en mi escuela con las mismas inquietudes. Así que desde Uruguay me solidarizo y estaré pendiente de este blog pues me ha resultado interesante y sobre todo muy sincero.

Anónimo dijo...

Aunque estemos en 2013, esta entrada en tu blog es actualidad. Te entiendo perfectamente, llevo la web de mi centro, mi blog, el aula virtual, pizarras digitales, la red de mi centro y cualquier cosa que huela a tecnología o informática o compra de cualquier cosa informática o electrónica ....incluyendo hasta reparaciones de urgencia de ordenadores portátiles de compañeros o de sus hijos que vienen angustiados buscando que les recuperes toda la información que había dentro.
Y teniendo en cuenta que en mi horario no tengo ni una hora para realizar este tipo de tareas, ya que todas son lectivas, a veces no se sí el día tiene 30horas o sólo 24.
Cansada de todo esto, ya he dicho que hasta aquí hemos llegado.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy en la misma situación. Este año he sido RMI de mi centro, pero los anteriores he estado colaborando con el RMI que había. Nos hemos encargado de la página web, de optimizar la sala de informática para que no haya problemas con los ordenadores, sonorizar los actividades del centro, ... e incluso arreglar ordenadores personales de los compañeros. Pero para el curso que viene ya he dicho "BASTA".
Estoy cansado de que cosas que se hacían por voluntad las tomen como obligación, llegando incluso a cuestionar tu horario y las funciones de RMI. Mi obligación no es buscarte la música para el festival tal o cual, mi obligación no es hacerte una presentación de fotos. Si durante todo este tiempo lo he hecho ha sido porque YO HE QUERIDO, pero ahora ya no quiero. El curso que viene me dedicaré a mi tutoría, y con mis alumnos utilizaré lo que sé para que adquieran la suficiente competencia digital.
Un saludo para todos