viernes, 31 de octubre de 2014

Ese olor , ese color y ese calor de los melocotones y ese tirarse al río ...ven transcurrir diez años de...

Cuando me llegó esta invitación pensé ¡soy de infantil! y no llego a esos diez años...

Soy de infantil pero sé mucho de esas primeras veces, de esos primeros paisajes, sabores, olores y colores y de eso...sabe mucho quien me invita.
Nos unen los dorados melocotones que aunque no suenen como los de Calanda ¡qué aroma, qué textura, qué fragancia! 
Quién ha crecido en esos paisajes...no puede sino ser alguien lleno de aromas y  dorados.

Cálidamente me dió ese empujón cuando empezaba en mi infantil camino, en mi inocencia digital en redes ...
Nos contagiaron diálogos de huertas mursianicas.

Tú en la Fundación Los Álamos, yo en mis años de Facultad.


Porque no hay cable ni nube que deje a un mursianico sin el frescor de la tarde en la tertulia de amigos.




Olga nos presentó para un 21 de abril que ya no nos separaría. Tú en tu huerta yo entonces en Londres.
Así nos contestaste :
Hola un placer contar con vosotros, antes de nada agradeceros  la participación en el blog colaborativo para el día del libro, para nuestro centro es un verdadero gustazo que os animéis a esta aventura y así poder aportar, entre todos,  nuestro pequeño grano de arena y nuestro homenaje al libro y a la literatura.

Almagro nos dio la oportunidad de "desvirtualizarnos" y de que me guiaras por ese mundo oculto para mí de twitter, FB y demás...

Llegó el nuevo curso y aceptaste esta locura ...
Hola a tod@s. Tras una recarga de pilas os paso un archivo de propuestas "locas" para ver que opináis.Me marcho a Londres el 29 y a partir de ahí empezará la locura de iniciar el curso con alumnos nuevos y en un centro que ha estado en obras y...prefiero llevar algunas ideas en mi cerebro para ponerme a ellas en cuanto llegue que luego no puedo ni pensar porque ya sabéis que los ingleses lo hacen todo al revés y la neurona pierde el norte al llegar
Todo es para opinar, cambiar, quitar o tirar a la papelera..son esas ideas que te enganchan con las ilusiones de que cada día sea diferente al anterior y de que cada curso traiga una nueva aventura.A lots of love!!!!!!
Mercedes 

Y a partir de ahí... Tú te tiraste al río y yo al Mediterráneo pero los dos ¡ilusión tras ilusión!
Hoy última edición, por este año, de #tirarsealrio con @salomerecio ,@marinactristan ,@rosamunoz24… despues buena comida en el huerto
 Contigo y de tí aprendí de TIC pero para emocionar, contagiar y compartir y si se puede ¡hasta reir!
¿Recuerdas ese cine de verano?
En los veranos de los años 68 al 70, en la edad de la inocencia, en un pueblo si más historias que su monte,su huerta y su río, transcurrían los dias de verano con una lentitud casi mágica que nos permitía vivirlo más intensamente aún.
La casa de mis padres estaba casi a las afuera de Cieza, justo detrás de la plaza de toros, tenía a tiro de piedra el río para bañarme, la huerta para "robar" albaricoques, melocotones, peras.. y el cine por la noche en esa plaza de toros. Así eran los días uno detrás de otro, como un ritual compartido con los amigos del barrio y complices de mil aventuras.
Por la noche tocaba cine, creo que era a duro la entrada, pero eso era de lo menos, muchas veces era gratís, el portero, Marcelino, un mayor de 16 años y amigo nuestro, nos dejaba pasar.Recuerdo el olor a arena mojada, a bocadillo de tortilla francesa, las carrerillas por pillar los mejores sitios en esa sillas de madera y la visita obligada a la cabina de proyección el tendido de sombra, justo al lado de los músicos , un sitio sagrado para nosotros.
Nos gustaban las "americanas" las del oeste, y nadas más empezar especulábamos entre los amigos sobre quien  era él, el muchacho, el protagonista, el bueno de la peli  y quien era el malo, mientras tanto solo se oía el sonido de clic-clac de las pipas y algún que otro chicle explotado.  Otro día ponían alguna del el Santo enmascarado de plata, un luchador de lucha libre que hacia nuestras delicias y que arrancaba tremendos aplausos cuando en el ring y fuera de él  daba cuenta de un tremendas palizas a sus adversarios. Las de amor no nos gustaban y nos salíamos a dar vueltas por las casas baratas y coger grillos.
¡ Parece que fue ayer y han pasado 40 años!

Porque ahora contamos el mundo en bits y en nubes y en planes audiovisuales
                                     ¡Gracias amigo y paisano!