martes, 2 de septiembre de 2014

10 años de estar juntos: enriqueciendo nuestro "claustro virtual"

Créditos de la imagen
Quienes como escribía Machado: “he andado muchos caminos, he abierto muchas veredas; he navegado en cien mares, y atracado en cien riberas...”; quienes como cantaba Serrat: “hace más de de veinte años que tenemos veinte años”; quienes nos hemos curtido en escuelas unitarias rurales; quienes hemos visto pasar (y padecer) las leyes educativas promulgadas (casi siempre) contra alguien y no a favor de una mejora real de la educación de nuestro alumnado; quienes, en definitiva, podemos ver las cosas con una cierta perspectiva...

No es ya que podamos o queramos, es que es una objetiva y real necesidad plantearnos y replantearnos día tras día nuestro trabajo, nuestras actuaciones en el aula, el desarrollo de nuestras clases, la evaluación no ya del alumnado sino de todo el proceso educativo con el claro objetivo de conseguir que cada una de las personas que dependan de nosotros sean capaces de alcanzar el grado de autonomía máximo para su desarrollo personal.

Pero hacer este viaje en solitario es difícil; para lograr tener éxito en esta travesía con garantías hemos de procurarnos unos compañeros de viaje que no solo la hagan más soportable, sino que gracias a ellos nuestro trabajo se verá enriquecido y, por consiguiente, los resultados obtenidos mejorarán de forma palpable.

A lo largo de los últimos años (10 años de estar juntos) fueron primero los blogs educativos (como éste que nos une) los que empezaron a formar el núcleo de lo que luego me gusta llamar “mi claustro virtual” ya que se fueron creando y afianzando conexiones entre docentes con inquietudes similares llegando a trascender el ámbito profesional para llegar a crear lazos personales.

Pero no solo los blogs, sino que alrededor y simultáneamente con ellos empieza uno a reflexionar sobre sus propios procesos de aprendizaje, aprendizaje compartido, y cada vez ve uno más claro y evidente que es necesario enriquecer y potenciar nuestro Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) apoyado en una extensa y rica Red Personal de Aprendizaje (PLN).

Estamos en una sociedad en la que ya no es tan importante la acumulación de conocimientos, sino la creación de conexiones que nos permitan aprender de una manera rápida y efectiva y donde el conocimiento colectivo es mucho más que la suma de los conocimientos individuales de cada uno de las personas que forman parte de una red. En este sentido podríamos decir que vamos hacia un “conocimiento Ubuntu”.

Así va evolucionando uno en la manera de enfrentarse a su propio trabajo y, lo que tal vez sea más importante, trata de transferirlo al aula para que el alumnado, mediante la plena conciencia de su PLE vaya ampliando su PLN con lo que su conocimiento individual se vaya transformando en conocimiento colectivo. En la medida en que lo consigamos podremos tener unas mínimas garantías de preparar a nuestro alumnado para una sociedad donde se valora cada vez más no lo que uno sabe o uno sabe hacer sino lo que uno es capaz de aprender.

No puedo por menos agradecer la oportunidad que este blog me da de compartir con buena parte de mi “claustro tuitero” estas reflexiones que no son otra cosa que el fruto de todos estos años de caminar juntos por la senda de la educación, a partir de los cuales (y gracias a vosotros) he llegado al convencimiento, parafraseando a Celaya, que “la educación es un arma cargada de futuro”.

1 comentario:

Magdalena Pastor dijo...

Mis felicitaciones por ese décimo aniversario,ha sido un gran equipo con un gran motor del que muchos y muchas hemos aprendido. Un abrazo muy grande
Magdalena