martes, 8 de febrero de 2005

e-learning y los 7 pecados capitales

Javier Martinez Aldanondo

Internet y el e-learning han sido perjudiciales para la educación y la formación. Una inmensa mayoría ha visto en el e-learning el instrumento perfecto para hacer el menor esfuerzo posible, virtualizar los materiales que ya tenían, ponerlos en la web y hacerlos accesibles a sus empleados gastando lo mínimo y ahorrando lo máximo.e-learnig La consecuencia no es ninguna sorpresa: lo que sabemos que no funciona en presencial y aderezado además con su dosis de tecnología, que queda muy bien en los tiempos que corren. Se ha optado por lo más rápido y lo más barato que rara vez significa lo mejor. Por tanto lo que se resiente es la calidad: El resultado es que la gente no aprende.
Primer pecado: Las personas aprenden escuchando o leyendo.
Segundo pecado: El Tecnocentrismo, la tecnología por delante de las personas.
Tercer pecado: Infocentrismo, la información por delante de las personas.
Cuarto pecado: Los colegios y universidades saben lo que necesitamos aprender para vivir en la sociedad del siglo XXI.
Quinto pecado: El aprendizaje ocurre independientemente de la motivación.
Sexto pecado: La mejor solución es una solución Blended (presencial – virtual).
Séptimo pecado: El Conocimiento es explícito y transmisible.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta bien, es una opinión más sobre todo este mundo,pero afirmar tajantemente "Internet y el e-learning han sido perjudiciales para la educación y la formación", creo que, con todos mis repetos, es ir demasiado lejos, todavía más cuando se parte de una opinión que parece que no está fundada en un estudio comparativo. Tengamos en cuenta que estamos en los albores de la utilización de estas herramientas en la enseñanza y, a mi modo de ver, está todo por hacer.

Anónimo dijo...

En el artículo hay varias presuposiciones erróneas.

1ra: Menor esfuerzo posible. El verdadero aprendizaje virtual toma más esfuerzo que el presencial. Ya que es un cambio de paradigmas, donde la tecnología impone un reto como medio de enseñar-aprender. Luego de diseñar el curso, que es un proyecto en si interminable, está el hecho de impartir el curso a manera virtual, sin contacto visual y físico al que estamos tan acostumbrados.
2da: Virtualizar materiales que ya tenían. Usualmente éstos son obsoletos, hay que crear unos nuevos...
3ra: Gastando lo mínimo y ahorrando lo máximo. Al principio el gasto es mayor, sin embargo a largo plazo es cierto que se ahorra más. Como quiera es visto como una inversión, mas que gasto o ahorro.
4ta: Las personas aprenden escuchando o leyendo (pecado capital). El aprendizaje virtual NO es para todo el mundo. Existen varios criterios en la literatura sobre el perfil del alumno o alumna. O sea, hay gente que realmente aprovecha mejor esta metodología que la tradicional.
5ta: El Tecnocentrismo... (pecado capital). Un verdadero aprendizaje virtual parte de las necesidades de sus alumnos (as), y de la organización. Se centra en la persona que aprende, y jamás en la tecnología. La tecnología es simplemente el ambiente donde sucede ese aprendizaje.

Podría continuar con este ejercicio y explicar cómo todos los pecados capitales señalados se basan en estereotipos mal formados, en generalizaciones de lo que alguna gente ha hecho mal con respecto al aprendizaje virtual.

Mi humilde opinión es que debe buscar los casos de excelencia, que son muchos... y ahí conocer lo que realmente ha logrado el Internet y el e-learning (aprendizaje virtual) para la educación y la formación del ser humano.