miércoles, 13 de febrero de 2008

Niños y niñas separados contra el fracaso escolar

Leo en El País de hoy miércoles 13 febrero este titular que a mi me parece preocupante. Cada vez se oyen mas voces , poco a poco, sin prisas pero sin pausas a favor de la escuela diferenciada, aquella que separa a chicos y chicas en aulas diferentes, es decir educación para chicos y educación para chicas.

Aparecen estudios y personalidades del mundo educativo en defensa de un tipo de escuela que, a mi modo de ver, lo único que pretende es una escuela segregadora, selectiva, dividida. Porque ahora se esgrimen razones de eficiencia en cuanto a resultados académicos y de lucha contra el fracaso escolar, pero me temo que de avanzar estas propuestas esas mimas razones, u otras parecidas, se pondrán encima de la mesa para separar a los alumnos en base a sus resultado de un test de inteligencia, a su procedencia familiar, raza, religión, estilo de vida.

Yo prefiero una escuela integradora, no selectiva, que no divida, que no genere espacios cerrados, que fomente y atienda a la diversidad, que se parezca a la sociedad que atiende que es diversa, que bebe ser abierta, tolerante y democrática, con igualdad de oportunidades para todos, pero si empezamos a seleccionar por la escuela, puede que nos vaya mal, muy mal.

6 comentarios:

Miguel Luis Vidal dijo...

Coincido contigo, y esas argumentaciones esgrimidas de eficiencia en cuanto a resultados académicos o de discriminación positiva, esconden otras razones de tipo ideológico, retrogradas.

eduideas dijo...

Realmente es preocupante justificar la separación arguyendo una mejora en las notas, después viene la separación por procedencia y el límite es... ¿cuál?

Carme Barba dijo...

Completamente de acuerdo, aunque tengan razón, aunque fuera academicamente positivo, no lo es para la vida, no es justo, no es etico, no es solidario. La función de la escuela no deberia ser la de seleccionar, clasificar ni separar. Que ya bastante lo ha sido y aun nos quedan secuelas a muchos y a muchas
Carme

Maria dijo...

Como diría mi abuela ¡¡No sé donde vamos a llegar!!
Tantos años trabajando por la integración, la discriminación positiva, la igualdad...
Empezamos por separar niños y niñas, luego blancos y negros, después, altos y bajos, gordos y flacos...¿habeís leído el niño con el pijama a rayas?
Pues creo que vamos a hacer una cerca e iremos clasificando a nuestros alumn@s, "la raza aria" en un sitio y "los judios" en el otro...
¡¡Adonde vamos a llegar!!

Juan dijo...

La aparición de planteamientos de este tipo, planteamientos que conocemos su procedencia, pone de manifiesto el deseo de frenar la igualdad, la libertad, la convivencia de hombres y mujeres en un plano igual de derechos igual de obligaciones, todo esto comienza a formarse, en la escuela integradora, sin separación de ningún tipo, pero eso no interesa a una derecha que no comparte esos valores que no desea progreso de igualdad, sin discriminaciones de ningún tipo.
Por ello estaré atento para decir siempre NO a este tipo de planteamientos y para evitar riesgos votaré el próximo día 9 de marzo al partido que me garantiza y que tengo razones para creer, que no llevará nunca educación de este tipo a efecto y ese partido que me debe dar garantias no es el Partido Popular, lo tengo claro.

Susana dijo...

Debo reconocer que he descubierto tu blog por mera casualidad, sin embargo me he quedado prendada de él, es muy interesante...
Respecto al tema de los colegios coeducacionales tengo que decirte que trabajo en uno de ellos. Lo cierto es que mi opinión personal y mi punto de vista profesional es que este sistema no es el más adecuado... desde un punto de vista académico pues segrega a las mujeres, desde un punto de vista social pues impide a los varones tener contacto con sus compañeras y entender el actuar y el sentir femenino...