sábado, 1 de enero de 2005

Carta a la Ministra de Educación

Sra. Ministra de Educación y Ciencia
Madrid
10 de diciembre de 2004
Estimada Ministra:
Le enviamos este escrito en representación de las Asociaciones profesionales que aparecen al final del mismo y dentro del debate que Vd. ha convocado en relación con la reforma de las enseñanzas no universitarias. Lo hacemos en base a nuestra preocupación por la necesidad de solucionar los importantes problemas existentes actualmente en la formación de los estudiantes españoles en la utilización de las denominadas Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, y a nuestro convencimiento de que si no aprovechamos este momento histórico para resolverlos arrastraremos durante años un lastre que perjudicará a las próximas generaciones de estudiantes y al progreso del país, acentuando la brecha tecnológica.
Desde nuestro punto de vista los problemas existentes corresponden a dos
ámbitos diferentes:
Por una parte, urge una revisión de los planes de estudios de las asignaturas que incluyen temas propios de TIC, tanto en las asignaturas de Tecnología de la Enseñanza Secundaria como en la asignatura de TIC de Bachillerato. La dispersión actual de los contenidos de TIC en cursos de Tecnología que no tienen relación con estas materias es contraproducente. También lo es la formación de los profesores que la imparten, que por lo general no tienen unos conocimientos adecuados de TIC. Los temarios de las oposiciones que deben superar estos profesores para obtener una plaza en los centros públicos les exigen unos conocimientos igualmente inadecuados. Es bien sabido además que los programas de las partes de TIC se cubren en la actualidad de forma muy desigual y que el número de horas de prácticas con el ordenador es en muchos casos
ínfimo. Desde nuestro punto de vista, es necesaria la creación de dos asignaturas de TIC en la Enseñanza Secundaria Obligatoria que incluyan todos los contenidos actualmente desperdigados en los cursos de Tecnología. Esta medida debe ir acompañada de un replanteamiento coherente de la formación a exigir a los profesores de esta materia. Además, la asignatura de TIC de bachillerato debería tener un temario más próximo a la aplicación inmediata y extenderse a otras especialidades aparte de la de Ciencia y Tecnología. En todos los casos, es preciso establecer criterios mínimos en cuanto al programa de prácticas que deben incluir todas estas asignaturas. En cuanto a la Enseñanza Primaria, se debe considerar en nuestra opinión la obligatoriedad del aprendizaje de procedimientos básicos con herramientas de TIC, como se hace actualmente en otros países, y de otros contenidos que permitan alcanzar los objetivos de las competencias básicas en esta materia, en línea con lo que se viene haciendo ya en algunas Comunidades Autónomas.
Por otra parte es urgente la inclusión de manera transversal de las herramientas TIC en todas las áreas, lo que constituye un pilar fundamental de la formación en TIC. Esta cuestión también presenta problemas importantes. A este respecto, en los últimos años tanto las Comunidades Autónomas como el Gobierno han realizado esfuerzos destacables, consiguiendo situar a España en un lugar comparativamente aceptable dentro de Europa en cuanto a las cifras globales de infraestructuras y servicios existentes para los estudiantes. Sin embargo, el avance realizado es muy desigual y en diversas Comunidades Autónomas y muchos centros de enseñanza los alumnos no tienen garantizada una formación mínima en TIC por este camino. El número de
alumnos a los que afecta esta situación de desigualdad es inaceptable si queremos evitar la existencia de bolsas de ciudadanos discriminados desde su infancia por este motivo.
El documento presentado por el Ministerio de Educación y Ciencia para el debate menciona al respecto principios generales de actuación que apuntan en la dirección adecuada, pero nos parecen excesivamente ambiguos y faltos de ambición, al no incluir compromisos convincentes en cuanto a los objetivos que se pretenden conseguir.
Creemos que es necesario explicitar los objetivos mínimos que se pretenden alcanzar en plazos de tiempo concretos, tanto en cuanto al número de alumnos por ordenador en cada centro en las distintas etapas educativas como en cuanto a la formación del profesorado actual, que tiene agunas muy profundas en este aspecto. También resulta esencial modificar los planes de studios de las titulaciones de formación de profesorado, que pese a que han incorporado en muchos casos estudios relacionados con las TIC y su utilización en la docencia, no lo han hecho de forma homogénea, coherente ni con la suficiente entidad.
En nuestra opinión, compartida con muchos expertos en la materia, y creemos que con el propio MEC, la formación en los aspectos fundamentales de las TIC es tan importante como la formación en la lectura y los aspectos básicos de las Matemáticas y los idiomas extranjeros. Nos parece del mayor interés la apuesta del Gobierno por estos últimos que se observa en el documento base para el debate, pero comparativamente las
TIC resultan ignoradas en la propuesta de ese Ministerio, que de mantenerse tendrá consecuencias negativas. Tenemos ejemplos de países europeos que en los últimos años han conseguido incorporarse a lugares de vanguardia en las TIC gracias a planes de actuación que incluyen la realización de un esfuerzo importante en la formación de los estudiantes en estas tecnologías, planificado con un gran rigor. Estos países, como Irlanda, están viendo premiados sus esfuerzos mediante una situación económica y unas perspectivas de estabilidad y recimiento impredecibles hace unos años. Al esfuerzo plasmado en acciones y objetivos concretos sería necesario igualmente añadir un esfuerzo por comunicar a la sociedad, y especialmente a los profesores, alumnos y padres, la importancia de su consecución y la necesidad de colaborar en ello.
Por último queremos dejar constancia de nuestra convicción de que las recomendaciones del denominado Plan Soto sobre la Sociedad de la Información, de abril de 2003, en lo concerniente a la educación son dignas de ser adoptadas sin vacilación. En particular, creemos que solamente la creación de órganos consultivos multidisciplinares formados por especialistas de distintas procedencias permitirá avanzar en la superación de los problemas que hemos destacado más arriba y en la búsqueda de soluciones y propuestas que optimicen las posibilidades de nuestro país en este terreno.
Agradeciéndole la atención, quedamos a su disposición en todo cuanto pueda ser de utilidad para enfrentar de forma rigurosa y coherente esta difícil problemática. Nos permitimos al respecto sugerirle la posibilidad de una entrevista con Vd. o con algún colaborador suyo que permita profundizar en el análisis de los problemas que planteamos e intercambiar puntos de vista sobre ellos. Reciba un cordial saludo con nuestros deseos de éxito en su gestión al frente del Ministerio de Educación y Ciencia, Fdo: Roberto Moriyón Fdo: Francisco Martínez Fdo: Beatriz Marín
Asociación para el desarrollo Asociación para el desarrollo Asociación Espiral de de la informática educativa, de la tecnología educativa, educación y tecnología ADIE EDUTEC

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ante la declaración sobre las TIC en la Educación Secundaria y Carta a la Excma. Sra. Ministra de Educación de las Asociaciones ADIE, EDUTEC y ESPIRAL, la Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología (PEAPT) desea declarar lo siguiente:

1. Las TIC, Tecnologías de la Información y de la Comunicación, engloban contenidos más amplios y extensos que informática, que sólo es una parte de los mismos. Identificar TIC exclusivamente con informática es una reducción que no se debe realizar al referirnos a la educación de nuestros jóvenes.

2. Dicen: “Sea cual sea la materia en cuestión (matemáticas, dibujo, tecnología…), no debe interrumpirse su desarrollo para dedicarla a enseñar unos bloques temáticos de Informática inconexos con el resto de esa asignatura. Ello perjudicaría tanto a esa materia como a la enseñanza de la Informática sin beneficiar en nada la utilización de las TIC como herramienta transversal, resultando por tanto contraproducente y antipedagógico.”

Estamos de acuerdo en que la inclusión de los contenidos de informática no deben introducirse de forma inconexa en los currículos de las distintas materias, sino de forma completamente contextualizada, así, en tecnología los contenidos de arquitectura y funcionamiento de un ordenador deben estar en relación con los contenidos de electrónica, el tratamiento digital de las imágenes debe introducirse en el currículo de educación plástica y visual, el tratamiento del sonido en la materia de música, etc.

3. Las aplicaciones ofimáticas (procesador de textos, hojas de cálculo, bases de datos) e Internet (búsqueda y selección de la información, comunicación mediante correo electrónico, chat, foros, etc) son herramientas útiles para cualquier asignatura, y deben tratarse como un medio de trabajo habitual en todas las áreas y no como un fin en sí mismo, pues es la única manera de que no se traten como contenidos inconexos en el currículo.

4. Dicen: “Según el Proyecto de LOE, los contenidos obligatorios de Informática quedarán dispersados en la asignatura de Tecnología, convirtiendo así el tratamiento integrado de estas materias en una yuxtaposición de parcelas inconexas, lo que resulta contraproducente y antipedagógico tanto para la Tecnología como para la Informática, perjudica ambas enseñanzas y no beneficia en nada la utilización transversal de las TIC. Mucho más efectivo que meter la Informática en Tecnología sería simplemente continuar con el modelo de primaria, aunque nosotros consideramos que a este nivel ya debe haber una asignatura de Informática obligatoria.”

Si la integración de las TIC (no sólo de la informática) en el currículo de Tecnología se realiza convenientemente, no tiene por qué haber ningún tipo de yuxtaposición ni tiene por qué perjudicar a la asignatura, sino todo lo contrario. El currículo del área de Tecnología incluye desde el año 2001 contenidos de estructuras y mecanismos, recursos energéticos, electricidad y electrónica, tecnologías de la información, tecnologías de la comunicación, control y robótica, contenidos que están completamente relacionados entre sí, pues no se trata de parcelas inconexas: la digitalización de la información se trata cuando se estudian la electrónica digital, la programación cuando se programa el movimiento de un robot, las aplicaciones ofimáticas cuando se planifica el trabajo mediante la metodología de proyectos, etc. Este comentario sólo lo puede realizar personas que desconocen qué se imparte en el área de tecnología y cuál es su metodología. Un área de la ESO cuya finalidad, entre otras, es aportar al alumnado una cultura tecnológica global, no puede prescindir de los contenidos de tecnologías de la información y de la comunicación, pues hoy en día tal cosa es impensable.

5. Dicen: “pues hasta es preferible suprimir el currículo de la Informática -que se aprenda usándola como herramienta y que las Comunidades que lo consideren la organicen como materia optativa-, antes que meterlo dentro de la asignatura de Tecnología y cercenarle esa opción a las Comunidades”
No entendemos cómo prefieren que los contenidos relacionados con la informática no aparezcan en los currículos de las diferentes materias obligatorias y prefieran que no se impartan, a no ser que se cree una asignatura específica que cursaría sólo una parte del alumnado. No nos parece que esto sea propio de personas que defiendan la alfabetización del alumnado en TIC, sino que más bien nos parece una opinión egoísta y corporativista.

Por último, la Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología desea expresar su preocupación por la tergiversación y mala utilización de los conceptos de tecnología, TIC, nuevas tecnologías e informática, demandando que se utilicen con rigor y propiedad, al menos al referirse a su enseñanza. También queremos expresar nuestro malestar por la cantidad de declaraciones de colectivos de profesorado, políticos y medios de comunicación que se atreven a opinar sobre la enseñanza de la tecnología basándose únicamente en prejuicios, informaciones falsas y argumentos que nada tienen que ver con el profesorado de tecnología y su asignatura.


Esperamos que este tema sea tratado con suficiente rigor y seriedad, y que no se tomen decisiones precipitadas provocadas por las presiones corporativistas o la incidencia de los medios de comunicación. El profesorado de Tecnología de Educación Secundaria está a su disposición para ampliar esta información o aclarar las cuestiones que estime oportunas.


Plataforma Estatal de Asociaciones del Profesorado de Tecnología

Web: www.sialatecnologia.org
Correo: contacto@sialatecnologia.org

APTEABCU (Albacete y Cuenca);
APTA (Andalucía);
APTEAR (Aragón)
APTA (Ávila);
As. Agustín de Bethencourt (Canarias);
APTC (Cantabria);
APTC (Catalunya);
APTCR (Ciudad Real);
APTEX (Extremadura);
APETEGA (Galicia);
APTELE (León);
APTE (Madrid);
ATECMUR (Murcia);
APTENA (Navarra);
APTLR (La Rioja);
APTT(Toledo);
APTCV (Comunidad Valenciana);
APTEVA (Valladolid).